EN DEFENSA DEL MUNDO RURAL Y SUS TRADICIONES

Desde C.D. Carpfishing Córdoba nos sumamos a la reivindicación de lo que consideramos lo nuestro y pedimos la máxima afluencia posible para que se tenga en cuenta que se ha generado un gran malestar a la sociedad a consta de unos ideales con unos objetivos inalcanzables.

Comunicado de la F.A.P.D.

Itinerario y horario para la manifestación del 30 de septiembre

 

Anuncios

SÍ a la pesca deportiva, NO al sin sentido.

Desde C.D. Carpfishing Córdoba nos sumamos a la mayoría de clubes andaluces que en señal de protesta no competiremos en esta temporada si nos obligan a sacrificar las especies y a desvirtuar la esencia de lo que conocemos como “carpfishing” sin poder practicar nuestro deporte de manera ininterrumpida durante las horas necesarias.

Es digno de análisis y de estudio, cómo especies que hace unos años tenían una talla mínima (ver antiguas ordenes de vedas) a día de hoy son especies consideradas no pescables, exóticas invasoras y con las mismas, especies a erradicar.

¿Qué finalidad tiene crear una normativa encaminada hacia un imposible?, ¿o nos van a decir ahora que van a ser capaces de erradicar las “supuestas” especies invasoras todas esas personas interesadas en hacer volver los ecosistemas a miles de años atrás?. Señores, seamos serios, es gana de tocar lo intocable (por no decir otra cosa), ganas de arruinar a familias, que viven directa o indirectamente de la pesca en aguas continentales, tanto deportiva como no deportiva; ganas de quitar el derecho a la gente de disfrutar de la Naturaleza, de salir al Medio Ambiente y romper con la realidad del mundo que nos rodea.

¿Qué intereses reales hay detrás de todo esto?

¿Es un objetivo alcanzable en algún momento?, si es así, ¿Cuánto dinero nos costaría a los Españoles y en qué nos beneficiaría?

Hay gente en el anonimato luchando por los intereses de los pescadores, como también hay gente que debería luchar por nuestros intereses y miran hacia otro lado, pero lo que está claro es que los clubes debemos asumir nuestra responsabilidad y luchar por lo que sentimos y nos duele.

Sea cual sea la modalidad, debemos de decir ¡N0! a matar ejemplares que deportivamente hemos pescado.